Harinas, variedades que debes conocer

La harina se ha convertido en uno de los ingredientes principales en nuestra alimentación. Desde el pan del desayuno, los pasteles de cumpleaños o los panes dulces en la merienda, la harina ha formado parte de la dieta de muchos seres humanos desde tiempos inmemoriales. 

Seguramente, has ido al supermercado y te has detenido en el pasillo en donde se encuentran las harinas, ¿has visto la cantidad que hay de ellas? Existen infinidades de harinas, se pueden clasificar, en cierto modo, en origen animal y origen vegetal, éstas últimas a su vez, pueden clasificarse entre: harinas con gluten y harinas sin gluten, en este artículo trataremos las 3 más comunes de cada una y sus propiedades. 

Con gluten:

  • Harina de trigo: Es, probablemente, la más utilizada de las harinas, con ella puedes preparar recetas como pan, pizza, cupcakes y galletas. El trigo es un cereal muy rico en nutrientes, siendo una fuente de minerales como calcio, hierro, magnesio, potasio, zinc y selenio, además de vitaminas del grupo A, B y E. También es fuente de fibra, hidratos de carbono y proteína vegetal.
  • Harina de cebada o máchica: La máchica (del quechua machka) es una harina que se elabora comúnmente sobre la base de cebada tostada y molida. Contiene proteínas, calcio, hierro, yodo, vitaminas A, B12, C, D, E, fósforo, hierro, potasio, magnesio y fibra, lo que facilita el tránsito intestinal.
  • Harina de avena: Es utilizada mayormente en alimentos para bebés, en postres como crepes o galletas, y en los populares porridges en Instagram. Es una fuente natural y abundante de hidratos de carbono complejos y fibra, vitamina  B, omega-6 y minerales, como potasio,magnesio, zinc, cobre o manganeso.

Sin gluten: 

  • Harina de maíz: Es una de las harinas más comunes en todo el mundo, más conocida en Latinoamérica, con ella se preparan tortillas, arepas, o empanadas. También se encuentra la harina de maíz morado con el que se pueden preparar chicha morada, la masamorra morada y la colada morada. Contiene proteínas, aceite, almidón en mayor porcentaje, vitaminas y minerales esenciales como lo son el hierro, fósforo, niacina y antocianinas siendo esta última de sus principales propiedades y de las que más beneficios le aportan a la salud.
  • Harina de arroz:  Para poder utilizar esta harina es fundamental realizar combinaciones. Con almidón de maíz, servirá para panificados y otras preparaciones. Contiene minerales como potasio, fósforo, selenio, yodo y magnesio, además de ser una fuente considerable de carbohidratos como en la mayoría de harinas. 
  • Harina de habas: Se caracteriza por un elevado contenido de carbohidrato y calcio por lo que se recomienda su consumo para niños y personas de la tercera edad. En gastronomía sirve como ingrediente para sopas, coladas, cremas, tortillas, pan y fideo. Es fuente de proteína vegetal, fibra dietética, vitaminas A y B, hierro, fósforo, calcio y demás minerales